proyecto salutia logo   home contacto

Salud

 

sALUD FISICA

El concepto de salud física esta basado desde un criterio de "aptitud para realizar actividades físicas" sin poner en riesgo la salud. Existe diversas maneras de evaluar el nivel de capacidad física, que deberían cumplirse antes que las personas se sometan a un trabajo físico inusual, a un tipo determinado de ejercicio físico y más aún cuando vaya a realizar un deporte competitivo o de alto rendimiento. Esta evaluación se realiza con los llamados determinantes de la salud física. A continuación describiremos los más importantes:

1)   Capacidad aeróbica: Está determinada por la cantidad de oxígeno que es capaz de transportar el organismo hacia los tejidos, durante un minuto. Cualquier actividad física que produzca modificaciones beneficiosas en los sistemas respiratorio y cardiovascular, con un moderado aumento del consumo de oxígeno y que se realice durante una mínima cantidad de minutos, es considerada una actividad aeróbica . Son ejemplo de ellas: caminata, trote, carrera, ciclismo, natación, remo, gimnasia aeróbica, entre otras. El consumo de oxígeno (VO 2 ) depende del gasto cardíaco (volumen sistólico por frecuencia cardiaca) y de la diferencia arterio-venosa de O 2 :

VO 2 = GASTO CARDÍACO / DIFERENCIA ARTERIO-VENOSA DE O 2

Dentro de la salud física, cuanto mayor es la exigencia del ejercicio, la demanda de oxígeno aumenta, hasta llegar al consumo máximo de oxígeno (VO 2 Máx): es la cantidad máxima de oxígeno que puede captar el aparato respiratorio del aire ambiente, difundir a la sangre, impulsar el corazón como bomba hacia los vasos sanguíneos, transportarlo hacia los tejidos y ser captado por las células musculares en actividad, a fin de utilizarlo para metabolizar los sustratos (glucosa, glucógeno, grasas) y obtener de esta manera energía . El consumo máximo de oxígeno determina, en definitiva, la capacidad aeróbica del individuo. La capacidad aeróbica se puede medir, por ejemplo, según el tiempo que nos lleve recorrer una determinada distancia, caminando o corriendo. Generalmente se mide sobre 1000 ó 1600 metros. Se entiende que, a menor tiempo para recorrer una misma distancia, mayor será nuestra capacidad aeróbica.

2)  Fuerza y resistencia muscular: Van disminuyendo en forma progresiva con los años, y en mayor medida cuando se agrega una vida sedentaria y ausencia de actividad física. Las consecuencias de ello se traducen en molestias en la cintura, dolores lumbares crónicos que pueden irradiarse a los miembros inferiores, disminución de la masa muscular y, en el peor de los casos, la aparición de hernias de disco vertebral o fracturas óseas en edades avanzadas. Una de las formas de medir la fuerza y resistencia musculares es a través de determinados ejercicios físicos. Los que se utilizan más frecuentemente son las flexo-extensiones de brazos y los “abdominales”.

3) Grado de flexibilidad: Nos marca también nuestro nivel de salud física actual y se pone de manifiesto también con algunos ejercicios, tales como tocar los pies con la punta de los dedos o tratar de unir las manos por detrás de la espalda.

4)  Estado de salud general: Evaluado por un examen médico, es el que determina si estamos en condiciones de comenzar un programa de actividad física regular.

5)  Antecedentes personales y familiares: El nivel de la salud fisica, especialmente a partir de los cuarenta años, se evalúa a través de un buen interrogatorio médico para detectar antecedentes personales y familiares de enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, alteraciones de los lípidos, etc... Para ello, además, es importante un examen físico, análisis de laboratorio que se consideren necesarios, electrocardiograma de esfuerzo (ergometría) para evaluar el comportamiento cardiovascular, y cualquier otro estudio complementario necesario.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados